Warning: Declaration of FeedWordPie_Item::get_id($hash = false) should be compatible with SimplePie_Item::get_id($hash = false, $fn = 'md5') in /srv/disk12/2928473/www/flotainsomnia.mygamesonline.org/wp-content/plugins/feedwordpress/feedwordpie_item.class.php on line 54

Warning: Declaration of FeedWordPress_Parser::parse(&$data, $encoding) should be compatible with SimplePie_Parser::parse(&$data, $encoding, $url = '') in /srv/disk12/2928473/www/flotainsomnia.mygamesonline.org/wp-content/plugins/feedwordpress/feedwordpress_parser.class.php on line 527
[Historia] [Prologo] "El Destino, en la Frontera Final" - 3ra Flota Division Hispana INSOMNIA

[Historia] [Prologo] "El Destino, en la Frontera Final"

 por Crusnikkk el Lun Feb 04, 2013 1:12 pm

((Este es el prologo de una novela que estoy escribiendo de varios capítulos)) (Considérese esto, sucedido ANTES del relato de Xankust))
Prologo
“Inmediata presencia”, “Alto Secreto”. Por algún motivo esas palabras siempre lograban emocionarme en parte. La USS Vengatiure VI Viajaba a Warp 12 sin detenerse por anda. Las ordenes fueron impuestas por el alto mando de la 3ra flota, pero provenían de mas allá, yo lo sabia. Algo había sucedido. Las coordenadas solo indicaba algo que mis compañeros esperaban hace tiempo con ansias. En algún punto perdido en la frontera klingon, en el territorio neutral, había algo para nosotros, algo que demostraba una recompensa a tantos años de servicio y esfuerzo de la mayoría.
Sin embargo aun era pronto, y nuestras ordenes eran mas extensas que solo eso. De momento, en la frontera norte del imperio klingon me correspondía encontrarme con el USS Hammer y un viejo conocido el Comandante Mathew Kollins o eso pensaba. Grata mi sorpresa al enterarme que era su hijo, compañero de estudios en la academia mio, James kollins, un verdadero demonio para las ordenes, rebelde insurrecto, pero que cumplía con su trabajo siempre. Actualmente, Jefe de las fuerzas especiales MACO de la Flota. Un titulo pesado, y bien merecido por su desempeño contra los borg y defendiendo el sistema, asi como su enseñanza y participación a los nuevos reclutas. La oren era encontrarle allí, y partir en un trasbordado con el Director Adjunto Xankust, y nosotros dos, hacia las ultimas coordenadas de la misión, donde nos aguardaría la Capitana Minerva y el Almirante Jaa’rok. Ambos, junto al “Jefe” Xankust, componían el Alto Mando de la 3ra Flota.
Por nuestra parte, Kollins y mi persona solo nos manteníamos como consejeros y apoyos en la misma, por eso tal privilegio. Desde que me uní a la flota, en ningún momento creí llegar tan lejos en mi carrera. Pero aquí estoy hoy, portando gustosa el Rango de comandante. Y el cargo de “Jefe de Personal, Seguridad y Asuntos Internos. Largo, denso, pero necesario, puesto que el personal aun estaba en formación en su gran mayoría. Lejos de nuestra posición, en la tierra, ultimo atraque de la Vengatiure, mi primer oficial me indago, sobre el futuro de la flota. Habían sido tiempos difíciles, puesto que la “paz” no era buena para la Federación, o al menos para las flotas, muchas habían sido disueltas o fusionadas. Nuestro desempeño en exploración y en el frente de batalla, marco la diferencia, pero el “invierno” aun estaba presente. No supe que decirle. Solo sonreí y le indique mirara su consola, que las cosas se darían solas.
Ahora las cosas se estaban dando, apenas unos días después partimos en dirección a este lugar. Salí de mi ensimismamiento, al tercer llamado de mi Primer oficial.
— Si, teniente Maltanis? — pregunte sonriendo leve de lado, observando a la Andoriana que me había acompañado casi toda mi carrera.
— Hemos llegado a las coordenadas, Comandante Maltrench –dijo revisando su consola– … un transbordador de la federación espera aquí. Ya ah saludado, es el Director Adjunto Xankust. El Comandante Kollins ya se encuentra allí, y la USS HAMMER esperara aquí con nosotros. –informo calma y analítica como siempre.
–Perfecto… –golpee leve mi pecho, activando el comunicador–… Sala de Transportador, 1 para trasporte al Transbordador de la flota. –mire de lado a mi primer oficial–… la nave es suya, Teniente… –apreté el phaser en mi cintura– … energice.
Moléculas reacomodandose, algo a lo que jamas podre acostumbrarme. Me tome la sien al reaparecer en el transbordador, y extendí la mano estrecharla como a un viejo amigo. Mi superior y jefe en operaciones ademas había sido un buen apoyo y un líder excepcional. Poco nos veíamos, pues mis deberes me mantenía alejado de la flota principal, y mucho mas de el Alto Mando, pero solíamos hablar a menudo. Así mismo, Kollins ya estaba allí, portando la flamante insignia de los MACO. Estreche su mano también, y sonreí cómplice.
–… olvidaste la armadura, Kollins? O Prefieres venir de gala esta vez? -portaba su uniforme como siempre, integro e impecable. –… supones lo mismo que yo, no es así? –pregunte casi sonriendo calmada, y observe a Xankust de lado. Este solo rió leve por lo bajo, tomando asiento en la estación táctica.
–Ya te gustaría agarrarme sin mi armadura, Caroline, peor igual te ganaría. –apretó el agarre y se separo, observando también al “Jefe” y sentándose en el asiento del piloto.– … si, lo supongo, sino no habría tanto secreto. —
–Calma, Crios. Esto no es un simulador de entrenamiento, y no permitiré despedacen mi transbordador, acabo de lustrarlo… –dice riendo, pues el mas que nadie sabia que entre kollins y yo había una rivalidad algo… intensa, pero sana. –… y si alguno espera arruine la sorpresa, sigan soñando. —
Tome mi lugar en el asiento del copiloto, encargándome de los sensores, mientras kollins jugaba a las carreras “warp” viendo que tanto podía pedirle a la nave de un preocupado Director Adjunto. Parte del viaje, el Comandante se la paso “indicándole” sugerencias para su nave al Jefe, las cuales muy cortésmente, rechazo. Ese amor por lo tradicional y estructurado era muy único en Xankust. Por mi parte, mantuve mucho silencio en el viaje, mi mente aun ahondaba los recuerdos del pasado, y el momento en que solicite el ingreso a la flota, como un simple Alférez razo.
Salimos de Warp a algunos cientos de kilómetros de nuestro destino, y allí estaba.
— … No sabia que eso seguía aquí, mucho menos que era habitable… –comento Kollins acercándose con rapidez a la estación espacial que orbitaria, al parecer, en medio del espacio vació. Un astillero desvencijado, un portal traswarp, o lo que quedaba de el, Un centro de comunicaciones y la base misma, al menos tenían 1000 años.
–Sigue aquí, inexorable a través de los tiempos, y esta habitable… –observo algunas lecturas– .. o lo estará al menos.
–Según esto, media estación no mantiene soporta de vida, las armas y escudos están fuera de linea, turbo ascensores fuera de linea, holo-cubiertas y replicadores, fuera de linea. –comente analizando la información– …es un museo flotante en la oscuridad del espacio… —
Esperaba una broma o comentario de Kollins, pero se había quedado observando atento la base, como si no diera crédito a algo, algo que seguí con mi mirada, y me causo lo mismo. Allí, colocado como el primer paso a una restauración completa, estaba Nuestro escudo. El Logo de la 3ra Flota, brillando en todo un costado de la estación. Una sonrisa calma se apodero de mis labios, así como kollins reía por lo bajo. La señal de información sonó en mi pantalla.
–Nos llaman, Director. –dije y ante la señal de este, active el comunicador y la pantalla. Allí se presento alguien a quien hace tiempo no veía. — Capitana Minerva… –susurre leve, y la USS Artigas A salio de warp detrás nuestro, acercándose a la base con la celeridad y elegancia propias de majestosa nave.
— Director Xankust, Comandantes… -dijo la androide con calma y la común serenidad de su ser. –… bienvenidos a la Base Estelar de la 3ra Flota. Pueden atracar en la bahía de transbordadores 3. Es la única aun funcional. Recomiendo trajes sellados al menos el primer tramo, no logramos reponer el soporte vital y la gravedad aun allí… — La mirada se poso en el Jefe– El Almirante Jaa’rok viene en camino, trae los últimos documentos para firmar y terminar el tramite burocrático de la base. —
Xankust solo sonrió y el comandante con su habitual optimismo, nos puso en camino. Al entrar al hangar, la nave rozo partes flotantes de un deflector despedazado, rayando intenso un costado de la nave. Mas tarde Kollins juraría que fue un accidente “imprevisible”, pero aun sospecho que solo quería ver el horror en la cara del jefe y divertirse con ello. Los tres nos vestimos con rapidez con lso trajes ambientales y salimos fuera a lo que seria el hangar, oxidado y arruinado con el tiempo, pero que aun podía albergar a nuestro transbordador.
Los pasillos de la estación eran estrechos, apenas tres personas caminaban juntas y NO con un traje ambiental, por lo que caminaba tranquila detrás de ellos, observando la misma. Llegamos a la compuerta de presurizacion y una vez dentro, pudimos deshacernos de los molestos trajes. observe atenta a mi alrededor.
–Hay mucho trabajo por hacer aquí… –como pensativa, observando a mi alrededor– Necesitaremos un buen equipo de ingeniería, y uno aun mejor de Médicos. Las reparaciones nos costaran muchos heridos… –algo perdido en mis palabras, mientras las puertas se abrían y daban paso a un centro de control, apenas iluminado,siendo lo mas ordenado y reparado hasta el momento.
–Deje eso, Comandante Caroline, no es practico indagar en posibles errores humanos. Eso no sucederá aquí. –la voz de la androide, me saco de mi pensamiento y le observe con respeto, mientras se “comunicaba” a su manera con la computadora principal. — … Si bien es cierto, hay mucho trabajo que hacer, esta flota cumplió con misiones imposibles antes, por lo que estamos perfectamente capacitados para esto. —
Se separo de la computadora, dejando a uno de sus ingenieros a cargo, y se encamino hacia una puerta lateral.
–Por Aqui, por favor.–
Dentro, una sala de reuniones algo ruinosa, pero que mantenía el temple y seriedad de la flota estelar nos aguardaba. En la mesa 4 tazas de café esperaban humeantes, y las sillas estaban predispuestas a lo largo de una mesa redondeada. Había 9 lugares, pero al parecer solo 5 serian ocupados. Kollins por su parte, no pudo evitar revisar de pies a cabeza el lugar, curioso, antes de sentarse, ocupando… dos asientos. Rodé los ojos leve y rei con calma, sentándome un lugar mas allá, y aguardando el jefe lo hiciera. Solo cuando estuvimos acomodados, Minerva volvió a Hablar.
–La información es simple. Esta base es mucho mas de lo que aparenta debajo de los cientos de desechos y desastres en que se convirtió con los años. Posee un soporte para 5000 torpedos, 30 bancos de Phasers, un sistema de blindaje avanzado para la época y mejorable, Escudos multifasicos, camarotes y habitaciones para 500 personas, duplicable en caso de necesidad. Secciones de ingeniería, enfermería, sistemas tácticos, astrometría, zonas de ocio y comercio, hangares, holocubiertas, transportadores… –enumeraba la capitana.
–… y todo fuera de linea… –acoto calmo el Comandante,
–…Las reparaciones se tardaran, antes de dejarla como nueva, y aun mas si la mejoraremos, pero es posible, y la flota entera la necesita, ademas de que la Federación tiene este como un puesto de avanzada importante, por lo que nuevamente la 3ra flota tiene la misión de explorar y defender el espacio de la federación unida de planetas… –termino el Jefe Xankust.
Por mi parte me mantuve callada, escuchando y analizando la situación. Por el ventanal, podía observarse los sistema cercanos, relativamente, y conocía todos ellos, sabiendo que había una paz duradera, sin embargo, un emplazamiento de la Federación allí, mas siendo militar, quizás desharía ese equilibrio. Una nave salio de Warp, la del Almirante Jaa’rok, y se aproximo a la base. me incorpore leve y observe el holograma de la base que detallaba lo que todos hablaban.
–Esta base, este como este, es un reconocimiento. A nuestra trayectoria, a nuestra supervivencia y a nuestras capacidades. Nuevamente es un reto que se nos impone y que como siempre, superaremos, como flota y como miembros de la Federación Unida de Planetas… —
Estaba completamente convencida de ello. Ya podía ver en mi mente, mientras me acercaba al ventanal, las naves de la flota yendo y viniendo, la base rebosando de vida, y sonreí gustosa ante esa imagen. Nuevas misiones vendrían, y nuevos enemigos y problemas seguramente nos esperaban en la frontera final, pero estaba segura, y lo demostraría, de que ahora eramos mas fuertes que nunca, y esto… era solo el principio.

Share with:


RSS
Siguemos por Email
YouTube
YouTube